Telescopio Webb confirma presencia de planeta fuera del Sistema Solar

Compartelo

El telescopio Webb confirma la presencia de su primer planeta: del tamaño de la Tierra y a una distancia de 41 años luz.

El telescopio espacial James Webb de la NASA/ESA/CSA han servido por primera vez para confirmar la presencia de un planeta fuera del Sistema Solar. Conocido como LHS 475 b, el planeta tiene casi exactamente el mismo tamaño que el nuestro, con un 99% del diámetro de la Tierra. Se encuentra relativamente cerca, a sólo 41 años-luz de distancia, en la constelación de Octans.

El equipo descubridor dirigido por Kevin Stevenson y Jacob Lustig-Yaeger, ambos del Laboratorio de Física Aplicada de la Universidad Johns Hopkins, en Laurel (Maryland), decidió observar este objetivo con el Webb tras revisar cuidadosamente los datos del satélite TESS (Transiting Exoplanet Survey Satellite) de la NASA, que apuntaban a la existencia del planeta.

El espectrógrafo de infrarrojo cercano (NIRSpec) del Webb captó el planeta con facilidad y claridad con sólo dos observaciones de tránsito. «No hay duda de que el planeta está ahí. Los datos prístinos de Webb lo validan», afirmó Lustig-Yaeger. «El hecho de que además sea un planeta pequeño y rocoso es impresionante para el observatorio», añadió Stevenson.

¿Cómo detectan los investigadores un exoplaneta?

Lo hace observando los cambios en la luz a medida que orbita alrededor de su estrella. Una curva de luz del espectrógrafo de infrarrojo cercano (NIRSpec) del telescopio espacial James Webb de la NASA/ESA/CSA muestra el cambio en el brillo del sistema estelar LHS 475 a lo largo del tiempo a medida que el planeta transitaba por la estrella el 31 de agosto de 2022.

La LHS 475 b está extremadamente cerca de su estrella, completando una órbita en dos días terrestres. La confirmación de la presencia del planeta fue posible gracias a los datos de Webb. El gráfico de la imagen sobre este párrafo muestra el cambio en el brillo relativo del sistema estrella-planeta durante tres horas. El espectro muestra que el brillo del sistema se mantiene estable hasta que el planeta comienza a transitar por la estrella. Luego disminuye, lo que representa cuando el planeta está directamente frente a la estrella. El brillo vuelve a aumentar cuando el planeta ya no bloquea la estrella, momento en el que se nivela.

Webb es el telescopio más grande y poderoso jamás lanzado al espacio, en virtud de un acuerdo de colaboración internacional entre la ESA, la NASA y la Agencia Espacial Canadiense (CSA).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *