economíaentretenimiento

Los niños que se convirtieron en millonarios gracias a YouTube

Compartelo

Padres ganan con canales de niños en YouTube.

El éxito en la plataforma de YouTube no es exclusivo para los adultos. Los niños Vlad, Niki, Diana y Nastya, amigos que celebraron sus cumpleaños juntos hace tres años en un yate en Miami, ahora lideran tres canales de YouTube para niños de la vida real más populares del mundo. Los canales «Vlad and Niki», «Like Nastya» y «Kids Diana Show» cuentan con casi 300 millones de suscriptores en total y se han expandido a través de programas de transmisión, juguetes de marca privada y acuerdos de licencia, con un valor que supera los decenas de millones de dólares.

El estratega de YouTube Eyal Bomel afirma que este grupo de niños era desconocido en un principio, pero su influencia ahora supera la de personajes emblemáticos como Mickey Mouse. Los padres de los niños manejan sus canales y han logrado una gran audiencia en todo el mundo, especialmente en países como Rusia y Estados Unidos.

Los canales de los niños ofrecen contenido variado, desde vlogs de juegos y juguetes hasta videos educativos y de viajes. Su éxito radica en la personalidad y carisma de los niños, así como en la calidad de producción de sus videos. Además, los padres han sabido aprovechar las oportunidades de negocio que surgieron a raíz de su éxito en YouTube, como acuerdos de licencia con marcas y la creación de productos de marca privada.

El éxito de estos canales también ha generado controversia. Algunos críticos argumentan que los padres de los niños están explotando a sus hijos para obtener ganancias financieras y que están exponiendo a los niños a un exceso de atención no deseada. Sin embargo, los padres defienden su trabajo y aseguran que se aseguran de que sus hijos estén seguros y cómodos en todo momento.

La popularidad de estos canales muestra cómo YouTube se ha convertido en una plataforma viable para que los niños también puedan tener éxito. Sin embargo, también plantea preguntas sobre los límites éticos y de responsabilidad en la creación y administración de contenido para niños en línea.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *