Fútbol ecuatoriano dividido por aumento de jugadores extranjeros

Compartelo

Fútbol ecuatoriano se divide por aumento de jugadores extranjeros. Hasta ocho foráneos.

La presencia de ocho extranjeros en la LigaPro genera división. Un grupo de directivos la aprobó para abaratar costos de su plantilla de jugadores, mientras que futbolistas ecuatorianos y técnicos estiman que les resta opciones a los talentos locales. Los 26 clubes de Primera (16 de la Serie A y 10 de la B) pueden contar hasta con ocho extranjeros en sus nóminas de jugadores en el 2023. Esto sin contar con los nacionalizados. El Club Nacional no hará uso de esta opción, pues juega solo con nacionales. La medida se aprobó el pasado 21 de diciembre del 2022. La impulsaron 19 clubes. El Nacional, Orense, Católica y Manta votaron en contra. Cuniburo y Vargas Torres no votaron, pues recién ascendieron.

Los directivos que votaron a favor argumentan que esta norma les ayudará a abaratar costos. Aseguran que contratar a un extranjero es más barato que fichar a un ecuatoriano que juega en el exterior o tiene opciones de ir a la Selección. “Los precios que piden los ecuatorianos que juegan afuera son inaccesibles. Tal vez los pueden costear los equipos de más presupuesto”, asegura Miller Salazar, presidente del Macará.

Según directivos consultados por EL COMERCIO, se pueden contratar extranjeros con salarios de más de USD 3 000, mientras que los precios hasta se quintuplican cuando son tricolores destacados. En equipos como el Macará se maneja la austeridad para armar la plantilla de futbolistas. Los déficits, que se acarrean desde años pasados y aumentaron con el impacto de la pandemia, se mantienen.

“Es complicado. Varios clubes pidieron el aumento de extranjeros por presupuesto. Logran armar mejores equipos a menor costo”, ratificó Esteban Paz, de LDU, equipo que votó a favor de la norma. Con todo, el dirigente expresó que se mantendrá la inversión en las formativas. Siete albos están en la Selección Sub 20.

’80 por ciento de los capitanes son extranjeros’.

Futbolistas, exjugadores y algunos entrenadores están en contra de la medida. Consideran que impedirán que los ecuatorianos tengan opciones de jugar en Primera y nutrir a la Selección, que ha disputado cuatro mundiales. El principal crítico es Carlos Tenorio, exmundialista y presidente de la Asociación de Futbolistas Ecuatorianos. ‘El Demoledor’ exigió que los directivos demuestren cómo abaratan costos al fichar foráneos.

Además, aseguró que el 80 por ciento de los capitanes de los clubes son de otro país. “¿Qué vamos a decir mañana? Fuimos campeones, pero cuántos ecuatorianos levantaron la Copa”. Miguel Rondelli, quien fue entrenador de Universidad Católica y ahora dirige a Emelec, expresó que la medida es “absurda”. “El fútbol ecuatoriano está creciendo demasiado como para traer extranjeros. A nuestro torneo se lo compara con Argentina y Alemania (que cuentan con varios extranjeros), pero para ir allá hay que tener pasaporte y pergaminos”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *