El multimillonario Jack Ma cedió el control de Ant Group

Compartelo

Tras las presiones de China, el multimillonario Jack Ma tuvo cedió el control de Ant Group.

El fundador de Ant Group, Jack Ma, cedió el control del gigante chino de la tecnológica financiera en una reestructuración que busca poner fin a la presión de los reguladores de Pekín, que se inició producto del freno que le impusieron poco después de que su histórica salida a bolsa se frenara en 2020, informó este sábado el diario hongkonés South China Morning Post.

El grupo anunció en un comunicado este sábado un reajuste en la estructura de derechos de voto, diluyendo el poder del fundador Jack Ma para hacer que la empresa sea más “transparente y diversificada”. Con este paso, considerado necesario para poder realizar su esperada oferta pública inicial, Ant Group otorga a 10 personas, incluido el fundador, la gerencia y los empleados, derechos de voto de forma independiente.

La Oferta Pública de Venta de acciones (OPV) de Ant, de 37.000 millones de dólares, que habría sido la mayor del mundo, se desechó a último minuto en noviembre de 2020, lo que llevó a una reestructuración forzosa de la firma de tecnología financiera y a especulaciones de que el multimillonario chino tendría que ceder el control.

Después de la reestructuración, los principales accionistas de Ant “ejercerán de forma independiente sus derechos de voto”, sin dejar a nadie con el control directo o indirecto. “Ningún accionista, solo o junto con otro accionista, tendrá el poder de controlar el resultado de las asambleas generales de Ant”, o “nombrará a la mayoría de la junta directiva de Ant” y “por lo tanto… tendrá control sobre Ant”, rezaba el comunicado.

El movimiento de Pekín llegó poco después de que Ma criticase públicamente la burocracia financiera en el gigante asiático y, desde entonces, el multimillonario ha optado por mantener un perfil bajo y evitar por lo general las comparecencias en público. Ante la presión de los reguladores, Ant Group está en proceso de distanciarse de Alibaba y de reorganizarse como una compañía de inversiones que controle una serie de filiales encargadas de distintas partes de su negocio.

Una vida fuera de China.

Jack Ma se atrevió en 2020 a criticar a la burocracia china, pero pasó a adoptar un perfil bajo después de que las autoridades reaccionaran truncando la salida a bolsa de la filial tecnofinanciera de Alibaba, Ant Financial. El magnate chino, del que se especuló que había sido detenido el pasado mayo, algo desmentido después, pasó unas vacaciones en España en 2021, según el periódico hongkonés The Standard, y el año pasado habría pasado varios meses en Japón, según Financial Times.

Pekín permitió durante años que el sector tecnológico creciese sin demasiadas regulaciones, pero en 2020 comenzó una campaña de escrutinio que se ha saldado con sanciones para varias empresas del ramo. Entre ella figuraba Alibaba, que se llevó una cuantiosa multa antimonipolio por valor de 18.200 millones de yuanes (2.818 millones de dólares), la mayor de este tipo en la historia del país

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *