salud y bienestarsociedad

Consejos para mantenerse en forma después de los 50

Compartelo

El envejecimiento y la disminución de la fuerza, resistencia y equilibrio.

A medida que envejecemos, es importante mantener el cuerpo en forma y realizar ejercicios que mejoren el equilibrio, la fuerza y ​​la simetría muscular. Aunque una carrera improvisada de cinco kilómetros o saltar en una cancha de tenis puede no causar ningún dolor a las personas de entre 20 y 30 años, a medida que se acerca la sexta década de la vida, es necesario aumentar el «mantenimiento» del cuerpo para evitar lesiones mientras se mantienen ciertas habilidades que nos permitirán cuidarnos y movernos libremente en el futuro.

Un estudio realizado por investigadores de la Universidad de Duke en Durham, Carolina del Norte, demostró que a partir de los 50 años, la fuerza, resistencia y equilibrio comienzan a disminuir. Los desequilibrios musculares leves pueden obligar a favorecer un lado del cuerpo para levantar o sostener cosas, lo que puede provocar compensaciones de movimiento si el desequilibrio es más serio.

Para abordar este problema, Dale Collins, fisiólogo del ejercicio en Penn Valley, California, ha creado una plataforma en línea llamada «Cómo ponerse en forma después de los 50». El objetivo es proporcionar recursos y herramientas a las personas mayores de 50 años para ayudarles a mantenerse en forma, mejorar su salud y evitar lesiones. Collins aconseja hacer ejercicios de fortalecimiento muscular y estiramientos para mejorar la simetría muscular, ya que la falta de equilibrio puede aumentar el riesgo de caídas. También sugiere hacer ejercicios de equilibrio, como estar de pie sobre una pierna, y hacer ejercicios de coordinación, como mover brazos y piernas simultáneamente.

Además, es importante recordar que el ejercicio no solo beneficia el cuerpo físico, sino también la mente. Los ejercicios aeróbicos pueden mejorar la memoria y la función cognitiva, mientras que los ejercicios de yoga y meditación pueden ayudar a reducir el estrés y la ansiedad. El ejercicio también puede mejorar la calidad del sueño y aumentar la energía general.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *