economíasociedad

Antes del colapso: los problemas financieros de Silicon Valley Bank que llevaron a su cierre abrupto.

Compartelo

Tasas de interés y dilemas financieros: El caso de Silicon Valley Bank.

Silicon Valley Bank, un banco regional estadounidense que atiende principalmente a empresas emergentes, cerró repentinamente después de haber sido tomado por los reguladores el 10 de marzo. Según informes, el banco estaba centrado en la innovación en la industria tecnológica y descuidaba la gestión de riesgos. Aunque su CEO, Gregory Becker, todavía estaba hablando sobre el futuro «brillante» de la industria tecnológica y las perspectivas de Silicon Valley Bank el 7 de marzo, la calificadora internacional Moody’s lo había llamado a fines de febrero para advertirle que la situación financiera del banco era preocupante. Becker había estado tratando de recaudar fondos, vendiendo bonos y recaudando dinero del mercado de valores.

El banco emitió un comunicado de prensa el 3 de marzo diciendo que «aunque el balance está bajo presión por la disminución de los depósitos, el aumento en el consumo de efectivo de los clientes y los desafíos del entorno general del mercado, aún mantiene una estabilidad general». Sin embargo, después del comunicado de prensa, se afirmó que el banco había vendido 21 mil millones de dólares estadounidenses de activos de cartera de valores, con una pérdida de 1,8 mil millones de dólares estadounidenses, y al mismo tiempo trató de vender 2,25 mil millones de dólares estadounidenses de acciones para financiamiento. El 9 de marzo, el precio de las acciones de Silicon Valley Bank se desplomó casi un 60 % y la cantidad total de depósitos que los depositantes intentaron retirar llegó a los 42 000 millones de dólares estadounidenses.

Silicon Valley Bank se fundó en 1983 y Becker se incorporó en 1993, convirtiéndose en director ejecutivo en 2011. Bajo su dirección, el banco se centró en la economía de la innovación, desde la inteligencia artificial hasta el cambio climático. Sin embargo, Becker tuvo dificultades para encontrar una buena forma de «dinero genera dinero» a partir de los depósitos masivos del banco. Silicon Valley Bank favorece los bonos a largo plazo, carece de diversificación de inversiones y posee principalmente bonos «mantenidos hasta el vencimiento». A medida que las tasas de interés continúan aumentando, los inversionistas comienzan a considerar otras opciones de inversión, la inversión de capital de riesgo se ralentiza y las nuevas empresas aumentan los retiros. Esto llevó a un dilema para Silicon Valley Bank: si continúa permitiendo que los depositantes retiren dinero, el banco tendrá escasez de efectivo; venderá bonos a largo plazo y perderá dinero. Estos problemas son difíciles de detectar para los analistas por un tiempo, ya que las pérdidas solo se pueden ver cuando los bonos se venden realmente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *